[rev_slider ]
In: Sin categoría0

A pesar del avance tecnológico y de su inclusión en todos los sectores de la vida actual todavía nada ha conseguido desplazar al cartón como material esencial para un sinfín de utilidades en nuestro día a día.

Ideal para embalar, almacenar, recubrir o para crear artilugios a un precio económico y recurriendo a un material sostenible y amigable con el medio ambiente, el cartón es un claro ejemplo ya no solo de supervivencia, si no de crecimiento en plena era digital, tal y como demuestra el hecho de que su producción no ha dejado de crecer en la última década.

Gran parte de la culpa la tiene el aumento en las compras online, siendo el cartón el material más utilizado para poteger la mayoría de productos que se venden en la red al tratarse de un material resistente, duradero, ligero y que se puede adaptar a prácticamente cualquier tipo de tamaño para protegerlo durante los desplazamientos desde el lugar en el que están almacenados y hasta que llegan a las manos de sus usuarios.

Bondades de las cajas de cartón

Como vamos a ver, las bondades del uso del cartón no son precisamente pocas, destacando su gran utilidad tanto a nivel personal como profesional, lo práctico que resulta y los buenos resultados que ofrece a un coste realmente bajo.

Es precisamente ese bajo coste una de las razones por las que el cartón se usa para todo tipo de tareas en prácticamente todo el mundo. Al estar elaborado por celulosa y no necesitarse sistemas de producción muy desarrollados, es posible conseguir cartón a muy bajo coste y en muy poco tiempo.

A esto hay que sumarle la ventaja de que se trata de un material reutilizable, una y otra vez, dado que la mayoría de la celulosa que se usa para realizar embalajes de cartón procede de papel o cartón -que es lo mismo- reciclado, lo que permite que aquellas cajas de cartón que se han utilizado hasta quedar inservibles, vuelvan a ser útiles tras pasar por una plata de reciclaje y ensamblaje de cartón

No menos importante es el hecho de que este material, además de para transportar y almacenar como apuntábamos anteriormente, pueda ser utilizado para crear juguetes, realizar manualidades de todo tipo, cajones, organizadores, marcapáginas, posavasos, recipientes y otras tantas cosas más, siendo la imaginación el límite para realizar creaciones con cartón.

Por último, poner en valor la capacidad que tiene este material para ser personalizado, siendo esta razón por la que cada vez más empresas lo utilizan para realizar todo tipo de embalajes de packaging. Algo que les sirve para destacar, diferenciarse, conseguir diseños vistosos, agradables y útiles para los consumidores y para hacer branding.

Por todo esto, y teniendo en cuenta que todavía no se ha creado ningún otro material que parezca hacerle sombra, parece que el cartón va a seguir acompañándonos mucho tiempo en muy distintas facetas de nuestra vida. Su versatilidad, bajo coste y su bajo impacto en el medio ambiente así lo auguran. Larga vida al cartón.

Valoraciones
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar