[rev_slider ]
In: Sin categoría0

El origen de las cajas de cartón tiene lugar a finales del siglo XIX. No obstante, no es hasta principios del pasado siglo cuando esta empieza a popularizarse y a convertirse en un elemento indispensable, tanto en la vida de las personas como en la de las empresas, quienes más recurren a un invento que no ha dejado de desarrollarse en busca del mejor servicio para sus usuarios.

Sin embargo no ha sido hasta ahora hasta que el interés por este embalaje se ha disparado exponencialmente. Algo en lo que tiene mucho que ver la llegada de la era de internet y, de su mano, del comercio electrónico. Ese en el que los clientes potenciales se encuentran en cualquier localidad del mundo y donde los competidores globales se afanan por conseguir diferenciarse del resto a través de mejor mejor packaking. Lo que incluye, indefectiblemente, un mejor, más vistoso y, claro está, más resistente embalaje

Y es que la industria de las cajas de cartón se erige como una pata básica para el comercio digital, en tanto en cuanto actúa como garante de la correcta recepción en las mejoras condiciones de todo tipo de productos que se compran y se venden cada día en el mundo.

Los distintos usos de las cajas de cartón

Más allá del uso comercial, el otro gran uso que se realiza de este material barato, resistente, biodegradable y cuya huella en el medio ambiente es casi inexistente es el uso doméstico, en tanto en cuanto permite almacenar todo tipo de objetos, incluyendo los más frágiles, pudiendo apilarse como ningún otro embalaje cuando no se está utilizando a un precio tremendamente asequible.

Otro de los sectores que recurre habitualmente a las cajas de cartón es el del arte, donde es habitual verlo como elemento central de todo tipo de creaciones. Y es que la facilidad para recortarlo, empalmarlo y darle una y mil vidas lo convierten en un material perfecto para ensayar creaciones artísticas.

Quizás uno de los usos más importantes que se le está dando al cartón en el siglo XXI es el de pallets, en sustitución de los clásicos pallets de madera, pudiendo estos resistir hasta casi una tonelada de peso, siendo mucho más ligeros y sostenibles que los de madera.

No menos relevante es el uso que le está encontrando la industria mobiliaria, donde cada vez son más los muebles de cartón que encontramos, como mesas, sillas, estanterías y hasta cunas, cuando no se recurre a ellas para construir casas para mascotas

Además de todos estos usos cada vez son más los bolígrafos, carpetas, macapáginas, posavasos, envoltorios, cajas de joyas o herramientas o baúles donde guardar los juguetes de los más pequeños elaborados con este versátil material que no deja de ofrecer soluciones a necesidades tan distintas como las que hemos ido mencionando a lo largo de este post.

Si algo parece claro, además de que el cartón puede solucionar tantas necesidades como alcanza la imaginación de los creativos, es que gracias a los envíos a domicilio, a la conciencia por el reciclaje, a la necesidad de apostar por la ecología y al poco esfuerzo económico que supone crearlo, es que el siglo XXI va a ser el del cartón.

Valoraciones
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *