[rev_slider ]
In: Sin categoría0

Las cajas de cartón tienen la bondad de servir para una infinidad de cosas. Igual nos ayudan a transportar enseres, que a almacenar todo tipo de objetos, cuando no para realizar infinitas manualidades.

A menudo, tras una mudanza o tras una tiempo soportando objetos de peso, estas pierden sus propiedades y deben ser sustituidas por otras nuevas. Cuando este momento llega se nos plantean dos salidas para nuestras maltrechas cajas, reciclarlas en un contenedor azul o tratar de darles una segunda vida con un poco de imaginación. Aquí unos cuantos ejemplos de lo que podemos hacer con las cajas de cartón inservibles que tengamos por casa.

Manualidades fabricadas con cajas de cartón

Organizadores

Tengamos o no tengamos cajas de cartón, si somos consumidores de cereales, de lavavajillas en polvo o de grandes cantidades de cacao seguro que contamos con cajas rectangulares de cajón por casa. Si este es tu caso, que sepas que puedas reconvertirlas en organizadores ideales para colocar todo tipo de documentos, pudiendo decorarlas o simplemente escribir encima de qué se trata. Sin duda, una salida de lo más sostenible a una necesidad como lo es organizar ficheros.

Decora tu casa con animales de cartón

Si tenemos un poco de mano y ganas de hacer manualidades tan solo tenemos que echar mano de alguno de los muchos tutoriales que encontramos en Youtube y que nos indican, paso a paso, y sin necesidad de ser unos manitas de manual, cómo con cajas de cartón y un poco de cola conseguir animales con los que decorar el salón o alguna habitación. Algo que queda ideal en las habitaciones infantiles.

Estanterías con cajas de cartón

Si contamos con cajas de cartón altas y de doble capa podremos construir unas pequeñas estanterías para las habitaciones de los pequeños en los que apoyar unos marcos o algún dibujo realizado por ellos. Una opción que nos permite colorear la habitación y cambiar los colores de la misma cada vez que cambiemos nuestra estantería de cartón.

Decoración con cajas de pizza

Si pides una pizzas para llevar y no sabes qué hacer con la caja que te traigan dales una segunda vida realizando pinturas sobre la misma y colócalas como si fueran cuadros en aquellos lugares a los que te apetezca dotar de personalidad. Las posibilidades son infinitas.

Disfraces con cajas de cartón

Con un dos o tres de cajas de cartón, unas tijeras, pintura y un poco de cinta americana o cola se pueden hacer auténticas maravillas. Solo hace falta escribir en Google Imágenes «disfraces de cartón» y comprobar cómo podemos reconvertirlas en animales, coches y hasta personajes de película.

Castillo de caja de cartón

Uno de los juguetes que más gustan a los más pequeños son los castillos cartón. Con las cajas sobrantes que tengamos por casa podemos, o bien hacer uno pequeño para que se convierta en el centro de las aventuras de sus muñecos, o bien uno enorme en el que puedan introducirse a modo de ‘cabaña’ en su habitación. Eso sí, siempre y cuando contemos con cartones suficientes o cartones resistentes.

Casa de muñecas

La alternativa más rosa al castillo de cartón para juguetes es la casa de muñecas. Con un poco de maña y tiempo podremos construir una casa de cartón maravillosa en la que todo puede cambiar cada día introduciendo o eliminando habitaciones o elementos de decoración superpuestos en esta caja de juegos.

Zapatero de cartón

Otro de los ejemplos DIY que están triunfando últimamente son los zapateros de cajas de cartón. Además de sostenibles, son perfectos para apilar distintos tipos de zapatos de una forma alternativa y original a partes iguales.

Valoraciones
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *